domingo, 28 de agosto de 2011

Valle de lágrimas



—Dios mío, ¿por qué me has abandonado?


Los hombres, seres ingenuos, piensan que se sacrificó por ellos. En realidad, fueron meros instrumentos de Satán para secuestrar al Hijo. El Señor, que antes que Dios es Padre, aceptó las condiciones y, al tercer día, su Hijo fue liberado. Los bastardos de arcilla fueron los sacrificados, el precio aceptable del rescate.



3 comentarios:

GUILLE dijo...

No entendi.... :(

Me atrapan tus post, muy interesantes, arte puro.

Saludos!
Guille



www.sentipensamientos.blogspot.com

Sergio P. Migoya dijo...

Suele pasarme, Guille, tranqui. Gracias por pasar ;)

Magento themes dijo...

You guys always deliver useful content. Awesome post. Very interesting and valuable videos. Keep posting more articles. Thanks for sharing useful info.