miércoles, 4 de junio de 2008

Método y disciplina


A punto de escribir la palabra ‘Fin’, estornuda. ¡Oh, desaliño y alboroto! Pero el escritor es ser paciente aunque no pazca, tranquilo gramo a gramo. Recoge del suelo palabras, personajes, metáforas castradas de sus sentidos figurados, entrama dramas y proclamas, saca punta a lápiz y memoria una y otra vez hasta rendir de nuevo a fuego negro el blanco de las hojas. Después, con mucha calma, escribe ‘Fin’ por fin y se suena los mocos.

3 comentarios:

PULGACROFT dijo...

Qué bueno! puzzles de palabras que se pueden desarmar con un simple esturnudo!...igual que la vida misma...

Saludos!

Sergio P. Migoya dijo...

Sí, aunque las palabras son más fáciles de rearmar.

INSOMNE dijo...

muy cierto lo q decis sergio...asi es la vida del escritor es un placer pero a veces tambien suele ser muy dificil cuando no das con las palabras justas o "estornudas" y perdes parte de la inspiracion! saludos!!