jueves, 6 de noviembre de 2008

Poética de los comunes



Las algodonosas cruzan el azul e inmenso
y entre los frondosos se enamoran los cantores,
se engalanan coquetos los verdes de olorosas,
se acicala el rumoroso con sus cristalinas.

Sumergido en este primaveral te recuerdo
y añoro tus delicadas acariciándome,
perderme por tus profundos que me contemplaban
como si pudiéramos detener al eterno.

Mi atormentado no puede echarte más de menos,
se quedó encogido y olvidó cómo se late.


7 comentarios:

PULGACROFT dijo...

complicadillo.

lunazul dijo...

Me recordó a "completa la palabra que falta" :)

Muy bueno. Un besito!*

Sergio P. Migoya dijo...

Tal como yo soy, pulgacroft, jeje.

Palm, es que hasta los lugares comunes se merecen un poema, ¿no? Fill the empty slots. Or listen and repeat: we have a new king of the world, we have a new king of the world...

PULGACROFT dijo...

Ya veo, ya...jeje
;)

Anónimo dijo...

si està dedicado a los lugares comunes,entonces te digo para variar que està muy lindo!y tierno.Saludos

lunazul dijo...

Mmm...

me parece que te estás malacostumbrando a que venga a tirarte de las orejas, no?

Vamos, dale a esa pluma! :)

Besitos*

Verónica Ruscio dijo...

¡Excelente recurso! Funciona gracias a los lugares comunes (en el complete...), pero le dejás el trabajo al lector. Original, un lindo guiño de complicidad.

Saludos.