miércoles, 22 de octubre de 2008

Resueños


Un hombre sueña que sueña que sueña que sueña que está soñando. Al rato sueña que sueña que sueña que sueña que se despierta. Luego sueña que sueña que sueña que se despierta del sueño en que se despierta. Y también que, mientras se levanta remolón de la cama, se queja de lo tarde que va a llegar hoy al trabajo, cuando al fin logre despertarse.


2 comentarios:

PULGACROFT dijo...

jaja...qué original!! siempre me ha llamado la atención la imagen repetida hasta el infinito de dos espejos enfrente, igual que tu historia.

Sergio P. Migoya dijo...

Los espejos son como algunos verbos: reflexivos. Bechito.